Código Ético

1.- Consideraciones preliminares

1.1. El código ético del Centro Universitario Santa Ana es el documento en el que se define el modelo, o la guía moral, sobre la que sustentar la conducta de todos los miembros que lo forman.

1.2. Todo código ético está fundamentado en la aceptación libre y voluntaria del mismo por cada uno de los sujetos o agentes que pertenecen a la comunidad sobre la que se aplica. Por tanto, su obligatoriedad viene justificada por razones morales, no jurídicas. Su valor y grandeza radican en el hecho de que su imposición se basa en un deber, dentro de los márgenes de una comunidad concreta, y no en un imperativo ineludible, legal, punible de manera externa y aplicable a una comunidad superior.

1.3. El código ético refleja de manera escrita los principios y valores morales que animan y rigen el actuar de los miembros de la comunidad universitaria.
De esta manera, los principios y valores que vienen animando una manera de hacer desde hace décadas, se convierten en un referente elevado, en cuanto se fija, mediante amplio consenso, un compromiso formal que asumen todos los integrantes del Centro Universitario Santa Ana.

1.4. El Código Ético fue aprobado por la Junta de Gobierno del Centro Universitario Santa Ana el 14 de junio de 2019. Está pendiente de aprobación en la Junta de de Centro.

2.- Referencias legales

Como Centro adscrito a la Universidad de Extremadura, el Centro Universitario Santa Ana asume el conjunto de valores, principios y normas condensados en el Acuerdo normativo del Consejo de Gobierno de la UEx por el que se establece el Código Ético de la Universidad de Extremadura (DOE número 74, de 19 de abril de 2017).
No obstante, el código ético de CUSA viene a perfilar, matizar o ampliar el Acuerdo normativo referido para ajustarlo a la propia idiosincrasia del Centro y para resaltar los valores principales que rigen la convivencia universitaria en el campus de Almendralejo.

3.- Ámbito de aplicación

El código ético va dirigido a cuantas personas forman la comunidad universitaria de CUSA (personal directivo, personal docente e investigador, personal de administración y servicios, estudiantes) y desde luego alentará las relaciones con las personas e instituciones vinculadas a la comunidad universitaria de Almendralejo (familiares del alumnado; equipo de Gobierno, personal directivo, docente, de administración y servicios de la UEx; personal de entidades o empresas que colaboran con el Centro Universitario; proveedores; usuarios de la Biblioteca; profesorado visitante, etc.).

4.- Principios éticos generales

El presente código ético se inspira en los siguientes diez valores básicos que son compartidos por toda la comunidad universitaria: la tolerancia, la solidaridad, la responsabilidad, el compromiso, el diálogo, la honradez, la confidencialidad, la calidad, el contrato social y la sostenibilidad.
4.1 La tolerancia es el eje central en torno al cual se vertebran el resto de los valores fundamentales del Centro.

El respeto al otro ha de cimentar la vida universitaria.
Respetar supone no solo aceptar la unicidad de cada uno de los miembros de la comunidad, sino entenderla como fuente de riqueza y crecimiento.
Tal entendimiento, y la satisfacción por la diversidad, alimentan la capacidad de diálogo, la libertad, y el crecimiento intelectual y humano.
Por tanto, toda discriminación será especialmente rechazada, como un elemento corruptor en nuestra comunidad.

4.2 La solidaridad es el segundo de los valores básicos que regulan la convivencia de CUSA. Supone un ejercicio de atención sensible a todas y cada una de las personas con las estamos implicadas en un proyecto común; significa anteponer al otro cuando las circunstancias lo requieran, frenando las dificultades que puedan perjudicar o mermar a esa persona, merced a la práctica de la generosidad.
Primará la común defensa del más débil en el seno de la comunidad universitaria, entendiendo por débil la persona con mayor grado de vulnerabilidad, continuada o circunstancial (enfermedad, discapacidad, opresión por cualquier tipo de violencia, ancianidad, etc.).

4.3 La responsabilidad significa la asunción plena de los deberes y obligaciones contraídos. Entraña asimismo el compromiso de dar cuenta ante quien competa de la acción o la omisión de cualquiera de nuestros deberes.
Es por tanto un ejercicio de valor y de justicia. De valor porque nos aboca a la posibilidad de tener que justificar públicamente nuestras omisiones y de justicia porque ello recrece el buen hacer de quienes han actuado de acuerdo al principio ético de la responsabilidad.
Todos los miembros de la comunidad universitaria han de mostrar coherencia y ejemplaridad y desde luego empeñarse en buscar lo justo en todas y cada una de las actuaciones y decisiones.

4.4 El compromiso supone una implicación elevada con el centro, en tanto nos obliga no solo a asumir los objetivos de toda universidad en lo que respecta a la transferencia de conocimientos de alta calidad (o a la recepción responsable de los mismos), sino a ser copartícipes integrados en un proyecto común, que nos aúna de manera invisible mediante un sentimiento compartido de pertenencia, del que forman parte indisoluble quienes nos precedieron.
Mediante este compromiso profesional y humano contribuimos al bien común, pues el esfuerzo y el afán de superación, la dedicación de nuestro tiempo, la lejanía de todo egoísmo personal, el respeto por una memoria compartida, generan un crecimiento continuo, que revierte en la sociedad a la que pertenecemos.

4.5 El diálogo entraña la capacidad de escuchar activamente y considerar los criterios, intereses, el posicionamiento o la situación del otro.
El diálogo es siempre fuente de riqueza y nos habilita para aceptar la pluralidad y lograr el equilibrio y el consenso. Además es la vía eficaz para solucionar los conflictos que pudieran generarse.

4.6 La honradez significa el inflexible respeto a la verdad.
La cualidad ética referida debe inundar la vida universitaria en todos los ámbitos: desde el intelectual al de la mera convivencia, es decir el ámbito de las relaciones, las que de manera profesional o personal sostengan cada uno de los miembros de la comunidad de CUSA con otro u otros miembros que la integran o con quienes tengan con el Centro relación externa por cualquier motivo.
Formar hombres y mujeres intelectualmente honrados ha de ser uno de los objetivos fundamentales del Centro. Esta honradez es enemiga de la prepotencia, el partidismo o el clientelismo, y fomenta los valores de la seguridad en uno mismo, el tesón, el espíritu crítico o la transparencia.

4.7 La confidencialidad asumida como principio básico del código ético dota de un valor superior a la mera regulación legal. Así todos y cada uno de los miembros que forman el personal directivo, docente o administrativo de la comunidad universitaria se sienten protectores morales de los datos personales, correspondencia, ejercicios y acciones que terceros le encomiendan o facilitan (alumnos, antiguos alumnos, instituciones, empresas, proveedores, etc.). Actúan ante ellos no solo movidos por una responsabilidad legal, punible, sino por la seguridad del propio bien que el hecho en sí contiene.
Pero además la confidencialidad se ha de extender a los espacios de la diaria convivencia (tutorías, conversaciones y correspondencias privadas, correos electrónicos personales, etc.) alejando como vicios éticamente perniciosos el rumor y la maledicencia.

4.8La calidad ha de ser el objetivo de trabajo prioritario en todos y cada uno de los servicios prestados por la comunidad universitaria. Velar por la excelencia docente, investigadora y organizativa impulsará los planteamientos y decisiones que al efecto se tomen en los distintos órganos.
Pero además la calidad ha de extenderse a la esfera de las relaciones humanas, a cuya solidez contribuirá la práctica de los valores básicos relacionado en este código. La empatía y el respeto en nuestra convivencia con los demás llevará la excelencia universitaria más allá del mero quehacer académico o investigador.

4.9 El contrato social es el bien inmaterial más destacado del Centro Universitario Santa. Significa la responsabilidad de sabernos copartícipes de un bien superior, que es el apoyo en la búsqueda del bienestar de la comunidad extrauniversitaria en la que nos insertamos como un centro vivo.
Por tanto la vocación de servicio no se condensa en el reducto del campus universitario, como un locus cerrado, sino que se expande más allá de sus límites. Está atenta a las necesidades de su entorno (económicas, laborales, sociales, culturales, educativas) y procura actuar en consecuencia para atenderlas y, en su caso, paliar algunos déficits.

4.10 La sostenibilidad ha de ser, en la agenda de actuaciones, el elemento transversal más destacado del Centro.
Debemos fomentar entre el alumnado que la preservación del medio ambiente es una causa común, a la que podemos contribuir con gestos pequeños y continuados en el propio campus, o mediante la implicación directa en proyectos sostenibles locales, regionales o globales.
A su vez el alumnado deberá proponer foros de debate en los que proyectar la sensibilidad medioambiental en las que se les está instruyendo.

5. Concreción en acciones de los diez principios básicos

5.1 La tolerancia:
.Tratar en igualdad y con absoluto respeto a toda persona, independientemente de su raza, orientación sexual, creencias religiosas o ideológicas, o de su nivel económico, académico, social, laboral, etc.
.Desechar la incorrección en las formas (verbales, escritas o gestuales), en el trato con los demás.
.Desterrar el desprecio o la indiferencia en las relaciones interpersonales dentro de la comunidad universitaria.
.Vigilar la correcta integración de las minorías en la vida universitaria.
.Promover desde distintos órganos universitarios la inserción de actividades que vengan a potenciar entre el alumnado los principios de la igualdad y la tolerancia.
.Condenar toda actitud violenta en cualquier relación académica o personal que afecte a la convivencia dentro del campus.

5.2 La solidaridad:
.Ayudar a los compañeros que por razones involuntarias necesiten de nuestra condescendencia.
.Habilitar desde el equipo directivo del centro los recursos y respuestas necesarias para facilitar el acceso a los estudios, el desempeño de las funciones laborales, o el derecho a la información a cuantas personas requieran de algunas atenciones especiales por enfermedad, discapacidad, u otros motivos.
.Prestar apoyo laboral o humano a los miembros de comunidad universitaria que atraviesen por graves e inesperadas dificultades, que puedan afectar seriamente a su integridad.
.Evitar los gestos, acciones o palabras que puedan denotar soberbia ante quien pueda entender que se halla en situación de desventaja.
.Revisar con frecuencia el modo en el que valoramos el trabajo que realizan los demás y la manera en la que reconocemos, en su caso, la suficiencia o excelencia del mismo.
.Fomentar actividades que faciliten la expansión de la solidaridad hacia otras realidades globales, mediante la previa sensibilización del profesorado, personal de administración y servicios y alumnado del centro (ONGD, agencias de cooperación internacional, etc.)

5.3 La responsabilidad:
.Asistir a todas las obligaciones docentes (clases, reuniones, juntas de centro, tutorías, aperturas o clausuras de curso, etc.) y laborales con especial atención a la puntualidad.
.Ser absolutamente rigurosos con los calendarios establecidos (periodo lectivo, de exámenes, etc.).
.Aportar ideas y proyectos que redunden en beneficio de la comunidad universitaria, generando así un centro dinámico, emprendedor e innovador.
.Justificar o reconocer las omisiones de las responsabilidades no satisfechas ante las personas afectadas o los órganos correspondientes.
.Por lo que respecta a los órganos de gestión: velar por la dignidad de las condiciones laborales y estar atentos a cualquier tipo de discriminación en el ámbito del trabajo; favorecer la seguridad y la salud en el desempeño de las funciones asignadas a cada trabajador; planificar una gestión ordenada de los recursos disponibles, con análisis de riesgos; ser escrupuloso con la legislación vigente en materia fiscal, laboral, o de cualquiera otra índole; idear estrategias para sostener la solvencia necesaria; vigilar la gestión subrogada a empresas externas.
.Por lo que respecta al profesorado: preparar los contenidos docentes adecuándolos a las exigencias de calidad (actualización bibliográfica, renovación de materias, etc.) y ser absolutamente imparcial y objetivo en la evaluación de los estudiantes.
.Por lo que respecta al PAS: coordinar el trabajo de manera que no existan retrasos que condicionen la actividad ágil del Centro; analizar con atención las necesidades del mismo para proponer actuaciones y/o adquisiciones concretas y estar dispuesto a la flexibilidad ante los cambios en las tareas laborales que se le encomienden o en las modificaciones puntuales de los horarios de trabajo.
.Por lo que respecta al equipo directivo: asistir a las reuniones convocadas dentro o fuera del centro, cuando sean estas de especial relevancia para el mismo (especialmente las de los distintos órganos de Gobierno de la UEx), cumplir con rigor y excelencia todas las altas responsabilidades que le han sido otorgadas.
.Por lo que respecta al alumnado: asistir regularmente a clase; participar de manera activa y atenta en ellas; tomar conciencia del necesario rendimiento y esfuerzo académico como una responsabilidad moral medida en una deuda para con la sociedad o la propia familia.

5.4 El compromiso:
.Velar por la buena imagen de CUSA y difundir los valores que lo representan.
.Anteponer los fines del Centro Universitario Santa Ana a cualquier interés particular que pudiera obtenerse al tomar una decisión o al actuar movidos por el beneficio propio.
.Fomentar el trabajo en equipo entre todos los miembros que forman la comunidad universitaria.
.Cumplir de manera excelente las obligaciones y responsabilidades, movidos por conciencia de pertenecer a un proyecto común.
.Tener inquietud por la mejora profesional.
.Conocer, difundir y respetar el trabajo de quienes nos precedieron, haciendo de la memoria del centro un valor vivo y compartido.
.Valorar el esfuerzo e iniciativas académicas, o de otra índole, que pongan en ejecución los distintos miembros de la comunidad universitaria y que redunde en beneficio de todos.

5.5 El diálogo:
.Informar clara y abiertamente sobre los distintos criterios que se han seguido para tomar las decisiones.
.Responder con eficacia a la petición de cualquier información cuando la persona que la reclama esté legitimada para hacerlo.
.Potenciar la comunicación fluida con todos los miembros de la comunidad universitaria, favoreciendo el cauce verbal y distendido preferiblemente, siempre que ello sea posible, y procurando reducir las comunicaciones a través de correos electrónicos, que deshumanizan las relaciones académicas, profesionales y personales.
.Trabajar la empatía en las relaciones universitarias.
.Fomentar la escucha activa, para evitar contestaciones abruptas.
.Diseñar los cauces de comunicación necesarios de manera eficaz para obtener consensos ante una posible disparidad de criterios.
.Vigorizar la discusión académica, seria y rigurosa, como fuente para atender y aprender de la diversidad de las posiciones.

5.6. La honradez:
.Defender la verdad como cimiento principal del quehacer universitario.
.Fomentar en el alumnado el valor del esfuerzo y del trabajo personal.
.Frenar las actitudes de prepotencia intelectual que son contrarias al pensamiento científico y a la búsqueda de la verdad y que nublan el crecimiento académico, laboral y la convivencia.
.Ser absolutamente rigurosos en la selección de las fuentes bibliográficas facilitadas al alumnado y referenciarlas con pulcritud en los temarios que, en su caso, se entreguen a los estudiantes.
.Dedicar espacios del horario lectivo a incidir en la importancia de la selección correcta de las fuentes del conocimiento y ayudar al alumnado a seleccionar dichas fuentes, a manejarlas y citarlas, avivando el espíritu crítico.
.Habilitar un espacio lectivo para informar a los alumnos de los primeros cursos de la legislación vigente respecto a la propiedad intelectual (Ley de Propiedad Intelectual; Ley Orgánica 2/1984 de 26 de marzo, reguladora del derecho de rectificación; artículo 270 del Código Penal, etc.) con el fin de que conozcan la gravedad de la falta que supone el plagio, así como sus consecuencias.
.Reiterar a los estudiantes a lo largo de su recorrido universitario (y especialmente los tutores/directores de TFG y TFM) que el plagio es radicalmente opuesto a los principios que rigen la formación universitaria.
.Prevenir a los estudiantes de los riesgos que conlleva cometer fraude en exámenes o pruebas de evaluación, por la propia gravedad del hecho y por la desviación respecto del código ético del centro.
.Frenar a quien utiliza el rumor, perversión moral que daña las relaciones académicas y personales y que, amparado bajo el secretismo y la confusión, aviva la difamación.
.Rechazar y denunciar la difamación, la injuria y la calumnia, por muy pequeñas que pudieran parecer.
.Rechazar cualquier tipo de coerción intelectual que pretenda enturbiar la verdad y denunciarla ante los órganos pertinentes si fuese grave o continuada.
.Crear foros de diálogo y debate en el calendario de actividades universitarias sobre los vicios y/o actos delictivos que disturban la paz y justicia social o que llevan al engaño: corrupción, manipulación de la información, nepotismo, fraude, etc.

5.7. La confidencialidad:
.Evitar comentarios a terceras personas sobre lo tratado en reuniones personales, y muy especialmente cuando la persona interesada solicite expresamente la confidencialidad, siempre que los temas abordados no perjudiquen ni alteren asuntos académicos de cualquier índole.
.No reenviar correos electrónicos de un solo emisor a terceras personas cuando estos no contengan informaciones generales, avisos o advertencias que competan a otros receptores.
.Ser absolutamente rigurosos en el cumplimiento del contrato de confidencialidad que el equipo directivo, los profesores o el PAS que manejan datos sensibles han firmado con CUSA.
.Cumplir con la legislación que en cada momento se aplique en materia de protección de datos.
.Difundir en los medios oportunos (página web, Secretaría) las cláusulas de confidencialidad del Centro y su política de protección de datos.

5.8. La calidad:
.Potenciar desde la dirección el sistema de gestión de la calidad (SGC) del Centro.
.Conocer y aplicar nuestra política de la calidad, y contribuir a la consecución de los objetivos de calidad fijados por el Centro.
.Participar activamente en las distintas comisiones de calidad de las que formemos parte, así como en los claustros y Juntas de Centro.
.Usar los datos generados por el SGC (indicadores, encuestas, quejas, sugerencias, reclamaciones, etc.) como base de la mejora continua de nuestros procesos.
.Ejecutar las labores que nos sean aplicables conforme se detallan en los procesos de nuestro SGC, y contribuir activamente a la mejora y actualización de estos.
.Velar por el rigor académico de los programas docentes.
.Poner a los alumnos en el foco de cualquier posible mejora de calidad.
.Usar los resultados de las encuestas como la principal herramienta de mejora de nuestra actividad docente.

5.9. El contrato social:
.Escuchar a los agentes sociales y empresariales de la región para recoger sus inquietudes y sugerencias, y ejecutar con acciones concretas las peticiones que estén a nuestro alcance.
.Difundir el conocimiento científico entre sectores amplios de la población mediante actividades dirigidas a distintos colectivos o bien a la globalidad (aulas de salud, jornadas de viticultura y enología, cursos específicos, exposiciones, etc.).
.Promover la biblioteca y archivo del Centro entre la población, como foco de educación y cultura.
.Colaborar con distintas instituciones y ayuntamientos en la organización de exposiciones bibliográficas, mediante la cesión de fondos de la biblioteca.
.Generar los recursos necesarios para la creación de empleo.
.Apoyar las iniciativas políticas o de otra índole que busquen frenar el despoblamiento o bien idear estrategias universitarias propias movidas en pro de tal fin.
.Impulsar el espíritu emprendedor entre los estudiantes universitarios.
.Colaborar con fundaciones y asociaciones sin ánimo de lucro que operan con fines sociales en diversos sectores y lugares del mundo.
.Colaborar con empresas sociales de reconocido prestigio.
.Solicitar titulaciones de Grado o Máster que den respuesta a las demandas sociales y económicas, como fuentes de educación, cultura, riqueza y empleo.
.Diseñar planes de acción concretos para la consolidación de una Fundación con fines sociales dirigidos a la zona de acción de CUSA.
.Acoger en el campus universitario actividades organizadas por colectivos de diversa índole, especialmente si tienen un fin social.

5.10. La sostenibilidad
.Los órganos gestores velarán porque las actuaciones que hayan de realizarse (obras, adquisiciones de equipos, etc.) cumplan los parámetros medioambientalmente sostenibles, en la medida de sus posibilidades presupuestarias.
.Reducir la utilización de plásticos en diversos productos de uso secundario en el centro universitario (envoltorios, vasos, bolsas, etc.).
.Crear espacios para el reciclaje de todo tipo de envases, que se depositarán en el punto limpio local destinado a tal fin.
.Fomentar la utilización adecuada de los recursos eléctricos y censurar la dejadez de quienes no lo hagan (apagar luces, desconectar completamente equipos informáticos, etc.).
.Dar cuenta de los desperfectos que podamos encontrar en las instalaciones y que puedan originar una pérdida de agua en el centro.
.Fomentar el uso de la bicicleta, habilitando espacios de aparcamiento específicos en el centro.
.Educar en hábitos medioambientales mediante foros de concienciación y debate.
.Colaborar con asociaciones, programas, entidades que luchen contra el cambio climático o/y que propongan objetivos sostenibles.
.Promover y difundir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).
.Crear, mediante el ejemplo, un interés o una conciencia medioambiental entre los proveedores, los usuarios externos del centro y los visitantes.
.Promover campañas de sensibilización en colaboración con los medios de comunicación.